Lejos de aquel año ´89 en El Palomar, muy lejos de esas visiones triunfadoras y utópicas de adolescentes, hoy la historia es distinta. Los Piojos dicen hasta luego. 20 años no son poca cosa para nadie, y la banda de Andrés Ciro Martinez y compañía pareció haberlo sentido. Prefirieron tomarse un tiempo de descanso, antes que seguir desgastando una relación larga. Pero no podrían parar sin un show acorde a la situación. River Plate fue el escenario elegido para un ritual, con un temple más bien triste que alegre, que sin embargo no llego a empañar las expectativas, ni las ilusiones de aquella noche, sino que conservó aquel clima de nostalgia y fue una sublime compañía para la cantidad de recuerdos que se distinguían reunidos en el Estadio a pesar del frío y bajo esa intensa pero imperceptible llovizna.
Fue así como la noche comenzó, con ese clima afinadamente enigmático, donde la lluvia no disminuyó la cantidad de gente que formó parte de este ritual. Desde temprano se veían permanentes e interminables cuadras de hileras de gente esperando para entrar, que parecían no avanzar, sino hasta el minuto en que se empezaron a apreciar los primeros acordes del tema que abrió este show: “Te Diría”, y casi con la mitad del campo vacío, Andrés Ciro Martinez salió al escenario. Afuera la gente corría para llegar a escuchar al menos, la última parte del tema y adentro estaban muchos que se refugiaban del frío en los palcos; bastante lleno se apreciaba el estadio por el tercer tema y, a partir de ahí estuvo totalmente completo.
Ya habiendo agotado el Club Ciudad de Buenos Aires, el Estadio River Plate también parecía haberles quedado chico, la ceremonia de ritual se sentía desde el último asiento de las plateas altas hasta cualquier rincón del campo, el frío y la lluvia parecían desaparecer a lo largo de la noche y a medida que iban pasando las horas, pero la realidad es que en ningún momento paró de llover y la temperatura de la noche nunca disminuyó, el efecto de miles de almas agitando ilusiones y a la expectativa de aquellos temas que suspiraban e imploraban hayan recordado y tenido en cuenta para esta despedida tan especial. 
Un adiós que tuvo de todo, que no fue puramente emotivo, pero tuvo su toque y fue suficiente, cuando un fiel seguidor fue invitado por LOS PIOJOS a sumarse con ellos en el escenario y a leer frente a miles de personas una carta que él mismo había escrito a la banda a modo de homenaje y agradecimiento por tantos años, describiendo que con ese, su recital de despedida pisaba los 100 recitales y esperaba para un futuro un recital 101. Incontables minutos de aplausos para este piojoso que hablo por muchísimos otros piojosos que probablemente estaban en la misma situación, con él, se hacía presente el momento más emocionante y susceptible de la noche tanto desde arriba como desde abajo del escenario se sentía el afecto que se llevaba la banda para nunca olvidar.
La noche fue pasando y entre temas viejos como "Manise", "Esquina libertad", "Pistolas" o "Shup shup", algunos invocados por los mismos piojosos y piojosas en la página oficial y una lista pensada en base a aquellos pedidos, la confundida tristeza quedaba a la vista en más de una cara y nos envolvía a todos los presentes allí. Algunas lágrimas que se contagiaban unos a otros cuando la banda entraba a despedirse y a tocar los temas previos a su despedida en todos los rituales; fue ahí donde sonó “Buenos días palomar”, donde se rindió rápidamente la llovizna y donde todo se empezó a mojar. Donde la despedida no se sentía sólo del escenario, sino también de más arriba, los coros interminables en “Fínale” aspiraban a seguir levantando banderas y a que no dejara de sonar una guitarra, ni de fondo un viento, las luces se apagaban y se encendían los aplausos y los cantitos pidiendo un tema más “aunque sea un tema más”, “un tema mas y no jodemos mas”.
Para el fin, eran muy claros los temas que no podían dejar de tocar en una despedida como esta: “Los mocosos" y "Muévelo” (con gente danzando arriba del escenario)dos temas muy esperados, con los cuales decidieron cerrar la noche y acompañados por “Ruleta” dedicado a Mario Pergolini y “El viejo”.
Escuche de más de una boca que fue un recital que superó expectativas, que las lágrimas de nostalgia, fueron las más alegres, que ninguna persona se fue del estadio convencido que fuera el final, que “no hay carteles para saber cuál será su sendero” pero donde sea que vayan, que la maquina NO pare. Vos sabes que, no es el final.

Vanesa Hurtado
Foto: Los Piojos

Lista de temas: 01 Te Diria / 02 Babilonia / 03 Labios De Seda / 04 Ando Ganas / 05 Manise / 
06 Esquina Libertad / 07 Tan Solo / 08 Todo Pasa / 09 Luz De Marfil / 10 Fijate / 11 Sudestada / 12 Fantasma / 13 Around & around /Zapàtos de gamuza azul / 14 Shup shup / 15 Dificil / 16 Manjar / 17 Pistolas /18 Cancion De Cuna / 19 El Farolito / 20 Verano Del 92 / 21 Desde Lejos No Se Ve / 22 Cruel / 23 Genius / 24 Pacifico / 25 El Balneario De Los Doctores Crotos / 26 Buenos Dias Palomar / 27 Finale  / 28 Ruleta / 29 El Viejo / 30 Los Mocosos / 31 Muevelo 

4 comentarios :

  1. adentro estaban muchos que se refugiaban del frío en los palcos;
    eso esta mal,, se puede arreglar chicos ^^

    los qiero un abrazo enorme (L)

    ResponderEliminar
  2. Mirala vos a MI vane (L En ese lugar la conocí, esa ciudad nos presentó y mi idea, mi fin eran los piojos. Bajón no poder estar ahi.

    Abrazo gente, la mejor.

    ResponderEliminar
  3. ni a palos que se van!!
    fue uno de los mejores recitales de mi vida...

    Muy buena la nota

    ResponderEliminar
  4. despues de mucho tiempo de aquel historico ritual (el miercoles se van a cumplir 7 meses) todavia tengo en la retina todo lo que paso antes no escribi porque la verdad no me salia nada pero ahora que caigo y se lo que vivi lo puedo hacer desde que me levante a las 8 de la mañana y me fui a laburar despues sali re cagando me fui a casa y comer algo y a cambiarme la ropa hasta que llegue a la parada del 29 que subi en cordoba y ecuador ya estaba lleno de piojosos y creo que paro en algunas paradas de tan lleno que iva hasta llegar a libertador y udaondo con una incesante lluvia y un viento que cortaba como un cuchillo en la cara despues enbarrarme las zapatillas y el pantalon llegar sacarnos el frio agitando el espiritu piojoso hasta que salio ciro con te diria una explosion generalizada hasta el final con muevelo y conoci a una chica muuuuuy buena onda que espero que esto lo lea por las dudas dejo tu nombre me lko acuerdo eh te llamas analia ojala vuevan algun dia no se cuando pero los espero con los brazos abiertos para el ritual 101

    ResponderEliminar

 
Top